Archivo de la etiqueta: coachig

Jefe dame un feedback!!

Es probable que lo primero que te diga tu jefe cuando le pidas un feedback, sea: ¿eso qué es? Empezamos bien. Por lo que tendrás que hacer la pregunta más directa, invasiva  e incomoda: -Si jefe, ¿cómo voy? ¿cómo me ves trabajando?

Lo ideal sería que nunca tuvieras que tener que hacer esta pregunta pero desde mi punto de vista, si no se da una situación de feedback cotidiana, es bueno pedirlo. HAY que tener en cuenta que no nos van a endulzar los oídos y hay que estar listos para recibir la crítica. 


¿Por qué me tiene que dar un feedback? Para mejorar. Para que te muestren la realidad. Tu trabajo puede ser muy bueno, puedes ser el mejor vendedor, mecánico o abogado del bufete, pero la visión que tiene tu superior puede ser distinta, el puede ver otras cosas que necesitas mejorar o incluso no ve lo bueno que eres en tu trabajo. Siempre enriquece la valoración que tiene sobre ti otra persona, por dos motivos: puede ayudarte a corregir o desarrollar esas tareas de tu trabajo que puede aun mejorar más y por que es un acción motivante, reconforta y motiva saber que tu superior valora y que aprecia las virtudes que tienes. Por que es una acción necesaria para la mejora continua para desarrollarte profesionalmente. Por que seguro que no te quieres ver en la situación de que tenga que prescindir de ti por no realizar bien tu trabajo o por que no has dado lo que se esperaba de ti cuando tu nunca lo has sabido. Por que es tu obligación que las horas que estés trabajando los des todo por la empresa y por que es tu deber de mejora contigo mismo.

¿Porqué tengo que dar un feedback? Por que es tu obligación. Por que tienes que conocer a tu equipo, tu equipo tiene que conocerte a ti y tienes que mostrarle a cada uno que se espera de su trabajo. Por que es una herramienta motivadora. No solo tienes que hacer que estos lleguen a sus objetivos o al nivel de competencias optimo para el desempeño eficiente de sus funciones, tienes que ayudarlos a conseguirlo, por lo que vas a conseguir un trabajo más directo con ellos, vas a conocer mejor los puntos fuertes y débiles de tu gente y vas a poder sacarle el mayor partido. Por que con el feedback conoces las aspiraciones profesionales que tienen los miembros de tu equipo obteniendo la información necesaria para guiarlos y motivarlos para que sigan su camino.

¿Cómo doy un feedback? Lo ideal es que el feedback no se convierta en algo excepcional, que no sea algo por lo que hay que pasar de forma obligatoria en una fecha y hora indicada. No es una ITV. Lo ideal es crear una relación de feedback continuo, donde se vaya creando unos vínculos de apoyo para establecer una relación de confianza y un contacto más continuo con el trabajador. Es muy importante que el trabajador sepa que una de tus funciones es que él tenga todos los medios y apoyo para que realice correctamente su trabajo.

El proceso a seguir para poder dar un buen feedback sería:

Realizar una primer feedback: (duración 1-2 horas)

– Avisar de la reunión y explicar el motivo de esta, que va a ser una reunión donde quieres conocer la opinión que tiene el trabajador sobre la empresa, su estado de ánimo, la relación con los compañeros, que te de una visión sobre sus mandos intermedios y sobre ti mismo, si tiene algún punto de mejora sobre el funcionamiento de la tienda, como ha sido su desarrollo profesional dentro de la empresa y donde se le ponga al trabajador unos objetivos a mejorar y se valore los puntos fuertes de su trabajo.

-Crear un plan de mejora de las competencias y habilidades al trabajador, marcando un plazo temporal y ofreciendo siempre el apoyo necesario para que pueda conseguirlas. Acompañándolo en su mejora.

-Valorar sus puntos fuertes haciéndole ver que es muy importante para la empresa y para sus compañeros. Hacerle ver que es necesario transmitir esos puntos fuertes o valores al resto de sus compañeros. Proyectos como formar a otros compañeros en las labores que mejor desempeña o en conocimientos que ya tiene el trabajador, ayudan a aumentar su motivación.

– Cerrar el primer feedback, con el compromiso mutuo de llevar a cabo los puntos de mejora y objetivos acordados y el apoyo por parte del superior.

A partir de aquí es importante seguir un feedback continuo de forma informal con el trabajador donde se tenga en cuenta lo hablado en la primera reunión y donde poco a poco se vean los objetivos que esta obteniendo, valorando aquellos que se alcancen.

Realizar una revisión de objetivos semestral donde se vea las sensaciones y el nivel de motivación del trabajador y se pueda reorientar para por conseguirlos.

Es muy importante a lo hora de realizar un feedback ser emocionalmente correctos, normalmente se ensalza puntos fuertes y se critican los débiles y no siempre el empleado tiene la misma visión que nosotros y puede sentirse menospreciado. Tenemos que dar una de cal y una de arena, si criticamos (siempre de forma constructiva y con respeto) alguna actitud o forma de trabajar del empleado rápidamente tenemos que “piropear” sobre una que haga bien. De esta forma la sensación de estar siendo “criticado” para mal, se ve disminuida por los “piropos”. 


Lo importante es que esto se realice de forma continuada para conseguir crear una relación directa entre el trabajador y el jefe para poder saber que es lo que necesita el empleado para mejorar su desarrollo profesional y para sacarle el mayor partidos a los miembros de un equipo.

Anuncios